martes, 28 de octubre de 2014

Alimentos

Desde hace ya casi dos años, colaboro en un programa de radio local, en Jaén capital, mi ciudad, en el mismo tratamos temas de actualidad, cuestiones relacionadas con el mundo del derecho, en definitiva ayudamos o al menos lo intentamos, a que la gente se relacione con conceptos que en ocasiones les resultan "desconocidos".




Esta semana el tema que hemos tratado es la obligación de prestar alimentos entre parientes, muy actual, dada la situación económica que llevamos arrastrando desde los últimos siete años, en los que la familia, pilar esencial de la sociedad, contribuye a que la situación de las personas no se complique más aun de lo que ya esta.




Comentar lo anterior tiene su razón de ser con Haerentia.




La obligación de prestar alimentos es reciproca, entre alimentante y alimentista, entre el que los da y el que los recibe, si concurren los requisitos necesarios, básicamente necesidad y posibilidad económica.




Pues bien, en el mundo del derecho de sucesiones, se contemplan el derecho de alimentos, como una causa de desheredarla desheredada. Ya sabeis, que las causas de desheredación son tasadas, pero una de ellas es la posibilidad que los padres tienen de desheredar a los hijos, los hijos a los padres, y también al conyuge, cuando estos, nieguen alimentos indebidamente, una razón mas para hacer testamento, vamos sumando ¡¡¡.




El concepto de alimentos, es amplio, pero básicamente es todo lo indispensable para la vida, sustento, habitación, y asistencia medica, siempre que el necesitado no tenga medios y existan posibilidades económicas para quien tenga obligación de darlos.




Desgraciadamente, en los tiempos que corren, ya no es una sola cuestión de crisis matrimoniales, o de patria potestad, para solicitarla, también se extiende a otros ámbitos familiares.